La Gala del Deporte de la ASPD demuestra unión, corazón y espíritu de lucha frente a las adversidades, en un acto con treinta y tres premiados

Buscar
ASDLP 1

La Gala del Deporte de la ASPD demuestra unión, corazón y espíritu de lucha frente a las adversidades, en un acto con treinta y tres premiados

  • Por causa de fuerza mayor, la ausencia más significativa en el acto celebrado en el Teatro Juan Bravo de la Diputación fue la del prestigioso periodista José María García, Premio Pablo Fierro a la trayectoria profesional nacional, quien, pese a no poder estar presente, transmitió en un mensaje su agradecimiento y su intención de recibir su galardón en Segovia en cuanto sea posible

 

  • El discurso de la presidenta de la Asociación, Elena Gutiérrez, no olvidó en tono reivindicativo a Javi Guerra, lamentando su exclusión de la lista de atletas que disputarán el Mundial de Cross de Australia, y recordó a personas de relevancia en el mundo del deporte segoviano fallecidas durante el último año, como Raquel García ‘Peli’

 

Con un lema que resultó ser idóneo para algunos de los contratiempos a los que han tenido que hacer frente en los últimos días los miembros de la Asociación Segoviana de la Prensa Deportiva, ‘Más que músculo, corazón… lo que nos une’, la ASPD celebró ayer en el Teatro Juan Bravo de la Diputación una Gala del Deporte que, por encima de todo, premió los éxitos deportivos de los segovianos durante el 2022 en disciplinas tan dispares como atletismo, pelota, piragüismo, rugby, kick boxing, duatlón, bicicleta de montaña, equitación, tenis de mesa, pádel, natación, fútbol, frontenis, fútbol sala, boxeo y taekwondo.

Un amplio elenco de prácticas que demostró, sobre el escenario y entre el público que completó un gran aforo en el auditorio segoviano, que el corazón deportivo de la provincia late más fuerte y sano que nunca. Y, además, que es capaz de recuperarse y unirse ante las adversidades, como señaló la presidenta de la Asociación, Elena Gutiérrez, durante su discurso.

Y es que, entre las ausencias destacadas de la Gala, como la de los premiados en serie Oro Águeda Muñoz y David Llorente o los galardonados en serie Plata Darío Cuesta, David Martín y Jimena Velasco, quienes, obligados por la competición, disculpaban su asistencia, se imponía la falta más significativa de todas: la del prestigioso periodista, José María García. “La ausencia de José María García esta noche aquí por una causa de fuerza mayor y de última hora, me ha hecho desfallecer después de semanas de intenso trabajo, de innumerables momentos de sonrisas y de cantidad de apoyos recibidos”, apuntaba Elena Gutiérrez. No obstante, acto seguido, la presidenta de la Asociación añadía que “por suerte, en el deporte no hay tiempo para lamentarse, sólo para levantarse y volver con más ganas” y agradecía el mensaje y el compromiso de José María García, quien enviaba unas palabras a los presentes, en las que, además de recordar su “relación tortuosa” con la ciudad de Segovia, mostraba su “agradecimiento sincero” por el premio y esperaba poder recogerlo en Segovia en cuanto sea posible.

Quien faltó en la lista de premiados esta vez fue, posiblemente, el deportista más y mejor reconocido por la ASPD durante la última década: Javi Guerra. El atleta sí estuvo, sin embargo, entre el público, en un gesto que la presidenta de la Asociación quiso agradecer, mientras aprovechaba la ocasión para lamentar, en tono reivindicativo, la exclusión de Guerra de la lista de atletas que disputarán el Mundial de Cross de Australia. “Hay decisiones que cuesta entender cuando entran en juego más ingredientes que los puramente deportivos”, señaló Gutiérrez, recordando que el deporte, a veces, también es “caprichoso”. Tanto como la vida, que durante 2022 se llevó a personas jóvenes y tan vinculadas al mundo del deporte segoviano como Raquel García ‘Peli’, cuya memoria, al igual que del ciclista de Villacastín, Raúl García -recientemente fallecido después de 24 años en coma tras una desgraciada caída- quiso honrar en sus palabras la presidenta de la ASPD.

Primera Gala que premia por igual al deporte adaptado

Pero como el deporte es “medicina”, como señalaba también Elena Gutiérrez en sus palabras y la cita era para curar, repartir y recoger sonrisas y “darle a cada uno el lugar que se merece”, entre los momentos más emotivos de la Gala estuvo el instante en que Celia Mesonero y Tamara Maldonado, premiadas en la serie Oro por su campeonato en el Torneo Internacional de Rugby de Habilidades Mixtas, subieron a recoger su placa conmemorativa, creada en cerámica por el artista John Cooper. Además de emotivo, el momento resultó histórico, ya que la de ayer, la trigésima octava, en la que también fue reconocido en la serie Plata el nadador sordolímpico Álvaro de Frutos, fue la primera Gala del Deporte en la que se premió bajo el mismo criterio al deporte adaptado.

              Aplausos y ovaciones aparte, después de que el escenario del Juan Bravo viese subir a los premiados en las categorías Oro, Plata, Bronce y Promesa, destinadas a reconocer los triunfos más recientes, llegó el momento de celebrar las trayectorias de los jugadores de fútbol sala Rubén Cornejo y Laura Llorente y del periodista Fernando Arconada, y, dentro de los reconocimientos nacionales, la carrera del exboxeador, Javier Castillejo, ocho veces campeón del Mundo y muy vinculado al municipio de El Espinar. Castillejo, cuya biografía y asalto al cielo fue escrito hace unos años por otro periodista segoviano, Jorge Sanz, también agradecía el reconocimiento afirmando que “los deportistas necesitamos reconocimientos como estos incluso cuando nos retiramos, yo nací boxeador y moriré boxeador, por eso este premio a toda mi carrera me hace especial ilusión”

              Finalmente, pero no menos importante, la ASPD también aprovechaba su Gala del Deporte para, en palabras de su presidenta, “reconocer gestos que engrandecen a nuestros deportistas”. Así, las cuatro enfermeras del Unami, que durante el derbi de Copa de la Reina no dudaron en dejar de inmediato el juego y la cancha para atender y asistir a una familiar de dos de las jugadoras del Segosala, también recibían su merecido premio. Y es que, como había apuntado antes en su discurso Elena Gutiérrez, lo malo que tiene el deporte es que guarda “sorpresas malas que no dependen de nosotros y cambian el resultado” pero lo bueno es que, frente a ello, “hace crecer y muchas veces nos entrena el corazón”.