Publicidad Patrocinadores Banner

Gabi Ocete y Natalia Flores abren las actividades de la Gala del Deporte

Gabi Ocete, campeona de liga de baloncesto, y Natalia Flores, subcampeona del mundo de fútbol sala, participan en una mesa redonda organizada por la Asociación Segoviana de la Prensa Deportiva sobre el estado del deporte femenino en España

Natalia Flores narró sus inicios dentro del fútbol sala cuando descubrió de niña su pasión por este deporte en el que no había equipos femeninos. Sus inicios se limitaban a disputar partidos en la calle con chavales hasta que estos iban a entrenar con sus equipos. “Yo he crecido sabiendo que no iba a poder vivir de mi deporte”
Gabi Ocete inició sus actividades deportivas practicando gimnasia rítmica de niña hasta que a los ocho años se fijó en el baloncesto. El deporte que ahora le permite vivir, también le ha imposibilitado estudiar carreras relacionadas como Fisioterapia o INEF, en las que era necesaria la formación presencial. “Para mí lo importante es formarme. Como no lo puedo hacer ahora cursaré mis estudios cuando termine con el baloncesto”.
Gabi Ocete, jugadora del Rivas Ecópolis de baloncesto, valoró el impulso del deporte femenino español que superó al masculino en los Juegos Olímpicios de 2012 donde consiguieron 11 de las 17 medallas de la representación española.
Ambas deportistas recalcaron que aunque los éxitos del deporte femenino son palpables todos los días, los medios de comunicación siguen dando preferencia al deporte masculino. “Una mujer acaba de ganar un título y el periodista pregunta si prefiere a Ronaldo o a Messi. Si te piden referentes y mencionas a Vero Boquete (capitana de la selección femenina de fútbol) no sales en la tele”, criticó Flores.
La falta de patrocinios privados en el deporte femenino también fue uno de los temas a destacar en la mesa redonda. “Yo he crecido sabiendo que no iba a poder vivir de mi deporte” indicaba Natalia Flores.
Destacaron que sí que se ha avanzado positivamente en la valoración del deporte femenino. “Ya es buena noticia que los padres no miren raro a sus hijas cuando les dicen que quiere hacer deporte”.